dilluns, 22 d’abril de 2013

Precesión de los equinoccios en la antigua cultura maya


Se trata de un trabajo complementario a nuestra charla sobre calendarios mesoamericanos precolombinos. El tema de la Precesión de los Equinoccios y la arqueoastronomía es uno de los temas que nos parecen más adecuados para las charlas que estamos dando en la Casa de la Cultura de Xàtiva.

Explorando el Universo cercano a la Tierra (Canal UNED)

 

SINOPSIS: El investigador del CSIC y Jefe del departamento de Planetología y Habitabilidad del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) Jesús Martínez Frías se ha acercado a la UNED para compartir su conocimiento sobre el universo cercano a la Tierra. A raíz del meteorito caído en Rusia hace unas semanas, la UNED se ha propuesto conocer más a fondo cómo son y de dónde vienen, además de anticiparse a los principales retos de la ciencia planetaria en boca de uno de los mayores expertos del país en este sentido 

PARTICIPANTES: Jesús Martínez Frías, Jefe del Departamento de Planetología y Habitabilidad de CSIC-INTA

dimecres, 3 d’abril de 2013

Clasificación meteoritos I: Primitivos

Excelente articulo escrito por Verónica Casanova en Astrofísica y Física que aquí os damos resumido y en dos entregas. Recomendamos mucho acceder a este blog que acabamos de descubrir y que nos esta sorprendiendo de forma tan grata.

Aunque hay diversas clasificaciones, una de las más importantes es la que recoge los aspectos de composición y procedencia de los meteoritos. En esta división podemos encontrar: 

Primitivos: 

Es el material más primitivo de nuestro sistema solar (tienen varios miles de millones de años) que se han mantenido prácticamente inalteradas desde que se formaron, es decir, nunca han sufrido procesos de fusión o diferenciación. Se cree que se formaron por condensación directa de la nébula solar y a partir de ellas se formaron los cuerpos de nuestro sistema solar. Es decir, estos meteoritos son muchos más antiguos que las rocas que componen nuestro planeta, por lo que pueden darnos información sobre la composición y los procesos físico-químicos que se dieron en el Sistema Solar primitivo. Los meteoritos primitivos constituyen el 86% de los meteoritos encontrados. 
En general, estos meteoritos se denominan condritas porque en su estructura encontramos mayoritariamente una amalgama de esférulas vítreas de naturaleza ígnea que se denominan cóndrulos. 
Los procesos que calentaron los materiales primigenios para fundirlos y así crear los componentes de las condritas fueron muy variados y posiblemente fueron variando con el tiempo. Por un lado, el Sol recién nacido era fuente de intensos campos magnéticos, de un flujo continuo de partículas de radiación electromagnética muy energética. 
Existen diferentes clases de condritas debido a que no todas ellas poseen materiales inalterados cuyos componentes sean completamente representativos de los materiales primigenios, pues buena parte de ellas sufrieron algún tipo de alteración en sus cuerpos progenitores. 
  • Las condritas ordinarias: son las condritas más comunes que han llegado hasta la Tierra. En su composición encontramos hierros y silicatos. Suelen proceder de asteroides pequeños y se clasifican por su composición proporcional de hierro. 
  • Las condritas de enstatita: meteoritos rocosos formados principalmente por un mineral denominado enstatita MgSiO3. No son muy abundantes, pero constituyen los minerales fósiles a partir de los cuales se formó la Tierra, ya que su composición es la más similar que existe entre los meteoritos a la de nuestro planeta. Por ello los científicos creen que una combinación de estos meteoritos dieron lugar, por agregación, a los embriones constitutivos de la Tierra. De esta teoría también se puede deducir su escaso número: tan sólo unos pocos bloques se habrían dispersado de la región de formación de los planetas terrestres hacia el cinturón principal y desde allí, nos llegarían a cuentagotas. 
  • Las condritas carbonáceas: Las condritas carbonáceas también son conocidas como condritas C, y representan el 5% de las condritas caídas. Se caracterizan por la presencia de compuestos de carbono, incluidos los aminoácidos. Tienen la proporción más alta de compuestos volátiles, por lo que se considera que son las que se han formado más lejos del Sol. Una de sus características principales es la presencia de agua, o de minerales alterados por ella. Así, que podemos deducir que se formaron más allá de la línea de hielos, pero contienen una mezcla de minerales de alta temperatura junto a otros minerales de menor temperatura. Por consiguiente durante la agregación de materiales en esas regiones externas junto a los minerales más refractarios se incorporaron partículas de hielo en su estructura y, de manera más puntual, raros minerales hidratados que se diesen en el disco protoplanetario. La cantidad de agua presente en su estructura determinará su evolución composicional. La acción de esta agua, hidratando los minerales, resultó determinante alterando la composición de estos, dando lugar a minerales secundarios: arcillas, óxidos, carbonatos,… 
  • Condritas anómalas: Existen varias decenas de condritas cuya composición no permite clasificarlas en un grupo. Su origen parece estar marcado por diferentes procesos químicos-físicos que han dado lugar a estas diversas composiciones, produciéndose en el cinturón de Asteorides.