dissabte, 30 de novembre de 2013

El cometa ISON a su paso por el Sol



Vídeo del cometa ISON en el que podemos ver su terrible paso por el Sol. Aun no se sabe a ciencia cierta el estado del cometa, hay quien dice que está prácticamente intacto, otros que es una pila de escombros sin núcleo....Lo cierto es que está perdiendo brillo, y eso no es buena señal. Vamos a seguirlo unos días a ver que sucede..., de momento podemos observar otro cometa, el cometa Lovejoy, está cerca de la estrella Nekkar en la constelación de Boyero. 

Vídeo: NASA, ESA, SOHO - Video Editing: Babak Tafreshi (TWAN) www.somyce.org

El ISON volverá aunque sea malherido




El mediático ISON ha sobrevivido a su paso por nuestra estrella, aunque las "sacudidas" en su núcleo por las eyecciones de masa coronal del Sol, han desgarrado parte del núcleo y su brillo ha disminuido de -2,0 a +4,0 en el día de hoy. Sigue con sus colas y su órbita parece que está cambiando, aunque no sabemos como reaccionará los próximos días. 

Para los que quieran seguirlo después de su paso por el Sol (seguramente con prismáticos o telescopios) durante la primera quincena de diciembre, pueden hacerlo poco antes del amanecer desde el hemisferio norte. 

Es apasionante lo que nos esta deparando este astro con cola. Los últimos dos días han sido muy intensos para nosotros y ahora más que nunca, lo queremos ver otra vez en nuestros cielos nocturnos, aunque este malherido. 

Fuente original: Tot Astronomia. www.totastronomia.com

Cartas Generales de Observación de los cometas: ISON C/2012 S1 y Encke 2PD


Del 18 de Noviembre al 14 de Diciembre 2013.

Del 18 de Noviembre al 16 de Diciembre.


Elaboradas por SOMYCE.
Más información en su página web.


divendres, 29 de novembre de 2013

Cometa ISON: hay vida después del perihelio




A pesar que tras el paso ayer por el perihelio todos lo dimos por perdido, en cuanto a volvió a aparecer en el campo de visión de LASCO C3 comprobamos que no es así. ¡Sigue dando guerra! 

Su estado es desconocido y el paso de las horas nos dirá si guarda aún algún conejo en su chistera. Eso que vemos pueden ser escombros aún cohesionados de alguna manera o puede significar que ISON aún tiene núcleo. Lo desconocemos. Solo hay teorías. Ha habido anteriormente cometas que perdieron su cola por completo y la recupearon luago. Si fuera así, el brillo podría mantenerse, aumentar, apagarse,… Imposible asegurar nada. 

Eso sí, si tienes esta tarde un horizonte limpio, yo miraría hacia allá, desde el sitio más oscuro posible. A la puesta de Sol. Esta tarde, actualizamos información. 

Os dejamos con un vídeo de la “resurrección” de ISON.


 

Fuente: El Navegante

 Escrito por Manu Arregi Biziola



No tengo excusa, ISON ¡Me equivoqué al anticipar tu extinción!




Sí, mea culpa, es de mala educación dar el pésame antes de tiempo.

Pero al analizar mi error, descubrí cosas interesantísimas.

Y siempre es enriquecedor adquirir nuevas perspectivas de conocimiento. 

Por Pablo Lonnie Pacheco Railey 

ASTRONOMOS.ORG 


  • ¿POR QUÉ DESAPARECIÓ TU NÚCLEO? MÁS AÚN 
  • ¿CÓMO LE HICISTE PARA REAPARECER? 
  • ¿POR QUÉ SE APAGÓ EL BRILLO GENERAL DE TU ESTELA? 
  • ¿POR QUÉ AL ACERCARTE AL SOL TENÍAS UNA LARGA COLA Y AHORA TE QUEDÓ UN RABITO?
  • ¿EN VERDAD LIBRASTE EL PERIHELIO, DEBILITADO (te ves muy pequeño)?



Todas las preguntas anteriores están MAL formuladas.
  • Las cosas no son siempre lo que parecen. 
  • El núcleo cometario NUNCA desapareció. 
  • El núcleo cometario NO se materializó de la nada. 
  • El brillo general del cometa NO se redujo. 
  • La cola sigue bastante larga, y 
  • No. El cometa C/2012 S1 (ISON) no ha perdido su vigor. 


¿De qué se trata? ¿Dónde está el truco?

 (Sí, ISON, tienes cualidades de mago, jajaja) 

Luces, cámara ¡Acción! 


Secuencia cortesía de la NASA, del SOHO 

(Observatorio Solar y Heliosférico) 

El cometa nunca se apagó. Me dejé engañar por un simple efecto de perspectiva que nunca ponderé (y que es muy común en otros cuerpos celestes). La explicación -como siempre- es tremendamente sencilla. Me explico: el núcleo del cometa quedó ECLIPSADO por el abundante gas y polvo de su cauda. Así de simple. Ahí estuvo el núcleo, todo el tiempo, pero quedó oculto por la nube de gas y polvo que al principio vimos "aparentemente" de perfil. Pero no, la trayectoria del cometa no era perpendicular a nuestra línea de visión. El cometa se alejaba de la Tierra y estaba rodeando al Sol, dándonos "la espalda". Digamos que el Batimóvil quedó oculto tras una cortina de humo que dejó tras de sí. 

Terminé cayendo en cuenta de este efecto hasta ahora que ha terminado de rodear al Sol: Pues ahora se ve el núcleo concentrado y aparentemente sin cola. ¿Por qué? Porque ahora es la cabeza del cometa la que está apuntando hacia nosotros, seguido de su cauda. Y la cauda tampoco se ha achicado, debilitado o desaparecido; simplemente está atrás del núcleo. 

Así que la grata sorpresa es que el cometa C/2012 S1 (ISON) ha sobrevivido. La contemplación de su paso por el perihelio me ha servido para recordar que cada cometa es diferente (diferente órbita, diferente tamaño, diferente forma, diferente composición y densidad, etc.). Los astrónomos procuran clasificarlos según características afines y sacar "promedio" de sus conductas. Mi limitada experiencia me engañó y este cometa tenía guardado un as bajo la manga: no contemplé que un simple efecto de geometría podría cambiar tanto la apariencia del cometa y confundí esas características con una fragmentación que nunca sucedió. 

No vayas a pensar, ISON, que fue con mala intención que te “maté” antes de tiempo. No me gusta el Bullying, pero si aguantas una broma, te apodaré “ISOINC” ¿o acaso no te diste cuenta que después de tu maroma alrededor del Sol tu cola quedó más retorcida que la de un marranito? 

¡Nunca había visto una cola con una curva tan cerrada como la tuya! 

No se si serás el Cometa del Siglo pero sin duda, serás uno de los cometas más memorables de mi vida. 

¡Qué bueno que regresaste de tu aparente “muerte” como héroe de película! 

Sí, parece que tendremos un buen espectáculo. 

P.D. Gracias, Alberto León de ASTROTECNO por mantener una visión centrada de este evento. 

El autor es socio (desde 1988) y miembro honorario de la Sociedad Astronómica del Planetario Alfa, así como director de ASTRONOMOS.ORG www.astronomos.org 

Puedes reproducir este artículo libremente de manera total o parcial, siempre que se de crédito al autor y se indiquen sus correos electrónicos: pablo@astronomos.org, pablolonnie@yahoo.com.mx . Si detectas un error (sí, hay personas que llevan la cuenta), favor de enviar correcciones y sugerencias a estos mismos.

El cometa ISON puede haber sobrevivido a su "viaje kamikaze"




Las últimas imágenes obtenidas por la NASA y la ESA del cometa ISON indican que al menos parte del astro ha logrado sobrevivir tras su viaje 'kamikaze' junto al Sol. 

Inicialmente, tras las primeras observaciones en las que no se percibía ningún rastro del cometa, muchos astrónomos creían que se había desintegrado por completo debido a las altas temperaturas de nuestra estrella. Sin embargo, el observatorio solar SOHO de la NASA y la ESA ha captado algo de material brillante que podría indicar que el cometa ha logrado sobrevivir. 

La pregunta ahora es es si este material brillante es sólo un resto del cometa fragmentado, o una porción de su núcleo. Según explica la NASA en un comunicado, los últimos análisis sugieren que al menos una pequeña parte de su núcleo sí ha resistido intacta. 

La comunidad científica ha estado muy pendiente del ISON, al que muchos ya han bautizado como "el cometa del siglo". 

"Yo no he visto nada que haya emergido de detrás del disco solar. Eso podría ser el último clavo en su ataúd", aseguraba en la noche del jueves el astrofísico Karl Battams en una retransmisión de este acontecimiento emitida por la televisión de la NASA. "Es triste que parece haber acabado su vida de esta manera, pero vamos a poder aprender mucho más sobre este cometa", ha asegurado este experto. 

Un fósil del antiguo Sistema Solar 

"Lo que lo hace verdaderamente fascinante es que (el cometa) es un fósil de una etapa temprana del Sistema Solar", explicó antes de que se produjera el 'roce' del cometa con el Sol Alex Young, del Centro de Vuelos Espaciales Goddard en Maryland. 

Young indicó que ISON es muy grande, por lo que esperaba que sobreviviera tras "rozar" el Sol. Otros expertos, en cambio, han sostenido desde el principio que el calor de nuestra estrella derretiría el hielo que mantiene unidos los fragmentos del cometa, lo que provocaría su desintegración. 

"Estudiar cometas nos permite observar al pasado y determinar cuáles eran las condiciones del Sistema Solar hace 4.500 millones de años", dijo Young. 

El viaje de ISON cerca del Sol también es una oportunidad para que los científicos puedan estudiar la atmósfera de nuestra estrella. 

Young indicó que ver a este cohete es una oportunidad que se da "sólo una vez en la vida". "Es un cometa prístino ... y no volverá", añadió. 

La primera "prueba de fuego" 

ISON, visto por primera vez en septiembre de 2012 por astrónomos rusos, es un cometa especial que procede de la nube de Oort, una burbuja que rodea todo el Sistema Solar y que, según las estimaciones de los astrónomos, está formada por los restos de la nebulosa que dio lugar al Sol y los planetas hace 4.600 millones de años. 

Nada más descubrirse, ISON destacó por su enorme brillo -considerando la gran distancia que le separaba del Sol- y, desde entonces, astrónomos de todo el mundo esperan divididos que el cometa pase su primera prueba de fuego: el paso por el perihelio, que será el momento en que estará más cerca del Sol. 

La mayoría de los cometas son pequeños cuerpos sólidos helados que sufren cambios dramáticos según se acercan al Sol y sube la temperatura: los hielos que albergan en su interior se calientan, subliman (evaporan) y liberan polvo que reflejan la luz solar y que da lugar a la mancha difusa que envuelve al núcleo (coma) y la cola. 

José Luis Ortiz, un investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) que participa en una campaña de observación de ISON, explica que "al igual que le está pasando a ISON en las últimas semanas", los cometas registran episodios puntuales de violenta actividad en los que su brillo se intensifica súbitamente. 

"No se conocen bien los mecanismos que causan estos estallidos de actividad pero en la mayoría de los casos se producen cuando al acercarse al Sol los hielos que albergan en su interior reciben el calor del Sol y se evaporan bruscamente", señala Ortiz.

Fuente: El Mundo

ISON sigue vivo.... ¡Y ENTERO!




Ayer todos daban por muerto al cometa, excepto nosotros, que siempre mantuvimos que el cometa había sobrevivido en parte, pero... Nos equivocamos... ¡todos! ISON sigue vivo y sigue entero, increible pero cierto, no solo sigue su cola como afirmaba la ESA y no desapareció como llego afirmar NASA. El cuerpo celeste sigue en perfectas condiciones, su núcleo está entero y su brillo cada vez es mayor. 

¿La explicación? 

Simple perspectiva, mientras todos lo daban por muerto, nosotros veíamos la cola, cuando todos afirmamos que solo quedaba la cola, realmente todos nos equivocamos, y es que el polvo, el viento solar y su posicionamiento ante las cámaras, fueron determinantes para engañar a cualquiera. 

¿Y ahora qué? 

Pues ahora las dudas son infinitas, no tenemos claro si su órbita es la misma, y tampoco si será visible a plena luz del día, pero todo es posible ya que ¡ISON sigue vivo! 


dijous, 28 de novembre de 2013

Actualización sobre el estado del cometa ISON: Aparición de restos más allá del perihelio




Hace unos momentos hemos podido acceder a esta imagen que os mostramos. Se trata de una imagen tomada por el SOHO con su coronógrafo Lasco C2 a las 20:36 horas TU. Se puede ver perfectamente como hay lo que parecen ser restos del cometa ISON más allá del punto del perihelio. No se observa ninguna condensación que pueda indicar la supervivencia del núcleo.


¿Se suicidará ISON cuando pase cerca del Sol?


Imagen del Cometa ISON la madrugada del 22 de noviembre. / J.C. Casado-IAC


El próximo jueves 28 de noviembre el cometa ISON alcanzará su perihelio, es decir, su máximo acercamiento al Sol. 

El cometa ISON tuvo un estallido de actividad el pasado 13 de noviembre y su brillo creció un factor 15 en tres días. Actualmente está en magnitud 4 y ya es un objeto visible a simple vista justo al amanecer en dirección sureste. Se encuentra muy cerca del planeta Mercurio también visible antes de la salida del Sol. 

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) ha preparado un operativo para fotografiar el cometa desde sus observatorios. Desde hace más de un año se están tomando imágenes del objeto. Al valor que puede aportar a la Astrofísica al captar la aproximación al Sol de ISON, se suma la extraordinaria calidad del cielo canario. 

La ventana de observación de ISON será cada vez más corta debido a que el cometa se está acercando rápidamente al Sol. El día clave será el próximo jueves 28 de noviembre a las 18:25 UT (tiempo universal) que el cometa alcanzará su perihelio (máximo acercamiento al Sol). 

Una proximidad peligrosa 

Pasará a tan solo 0.012 UA (1.800.000 km) del centro solar y a una velocidad de 1,4 millones de km/h. La acción de la gravedad solar, las altas temperaturas a las que se verá sometido, y la intensa radiación de nuestra estrella pueden desintegrarlo. Para entonces se sabrá si ISON habrá llegado al final de su vida. 

“Si sobrevive al calor solar ISON puede convertirse en un gran cometa que sería visible a simple vista a partir de la primera semana de diciembre en dirección este y momentos antes de la salida del Sol” cuenta Serra-Ricart, astrónomo del IAC. 

Otra fecha importante será el 26 de diciembre cuando el cometa pase a la mínima distancia de la Tierra (perigeo). “No existe ningún peligro para nuestro planeta asociado al paso de ISON. Si el cometa sobrevive a su perihelio puede convertirse en un bonito espectáculo celeste en diciembre”, señala Serra-Ricart. 

Según información obtenida por NASA el diámetro del cometa se estima en 10 km y se cree que es un cometa nuevo. 

“Pasará muy cerca del Sol, aproximadamente a 2 radios solares de la superficie de nuestra estrella”, dice Javier Licandro, astrónomo del IAC. “Esto lo hace muy especial, es el primer cometa de este tipo –conocidos como sungrazings– que se ha descubierto cuando todavía estaba muy lejos del Sol y, por tanto, nos brinda la ocasión única de estudiar en detalle la composición de un cometa de este tipo”. 

“Llevamos más de un año tomando imágenes desde los observatorios de Canarias y, si sobrevive a su encuentro con el Sol, seguiremos estudiándolo cuando se aleje –añade–. Para entonces el cometa habrá perdido completamente la capa de polvo que le ha protegido durante su vida y nos permitirá obtener información sobre el material que ha permanecido resguardado bajo la misma, el más primitivo y menos modificado desde que el cometa se formó en las primeras épocas del Sistema Solar. Su sola supervivencia nos dará muchas claves sobre la estructura interna y cohesión de este tipo de objetos”. 

Ahora mismo el seguimiento del cometa está en manos, principalmente, de pequeños telescopios, debido a que está muy cerca del horizonte –solo puede observarse momentos antes de la salida del sol–. Desde la red de telescopios robóticos GLORIA se está realizando una campaña de seguimiento. 

Fuente: SINC

Cometa ISON: ¿Qué sucederá?





El cometa ISON se encuentra ahora dentro de la órbita de la Tierra y se precipita de cabeza hacia el Sol para culminar en un encuentro ardiente el 28 de noviembre. El cometa está montando un buen espectáculo para los observadores de todo el sistema solar, en especial después de una explosión que tuvo lugar el 13/14 de noviembre, la cual aumentó el brillo del cometa 10 veces más. Las naves de la NASA y los astrónomos aficionados están tomando fotografías nítidas de la fina atmósfera verde del cometa y de la cola repentinamente descontrolada. 

Debido a que el cometa ISON nunca antes había pasado por el sistema solar interior (nos visita por primera vez desde la lejana nube de Oort), los expertos no están seguros de lo que sucederá después. ¿Podrá el cometa sobrevivir a su acercamiento al Sol el Día de Acción de Gracias? ¿Aparecerá como un objeto brillante visible a simple vista? 

El astrónomo del Observatorio Lowell, Matthew Knight, quien es miembro de la Campaña de Observación del Cometa ISON, de la NASA, presenta algunas de las posibilidades. 

“He agrupado los resultados posibles en tres escenarios, que se analizan en orden cronológico”, dice Knight. “Es importante tener en cuenta que no importa lo que pase, ahora que el cometa ISON ha ingresado a la órbita de la Tierra, cualquiera de estos o todos estos escenarios son científicamente emocionantes. Vamos a aprender mucho, sin importar lo que suceda”. La destrucción del cometa LINEAR (D/1999 S4) según la observó el Telescopio Espacial Hubble en el año 2000. 

1ª Desintegración espontánea antes del Día de Acción de Gracias 

El primer escenario, que podría suceder en cualquier momento, es que el cometa ISON se desintegre espontáneamente. Una pequeña fracción (menos del 1 %) de los cometas se ha desintegrado, sin razón aparente. Ejemplos recientes incluyen al cometa LINEAR (C/1999 S4), en el año 2000, y al cometa Elenin (C/2010 X1), en el año 2011. El cometa ISON está llegando a la región del espacio, dentro de las ~0,8 UA (Unidades Astronómicas) del Sol, donde cometas de este tipo se han desintegrado. 

El cometa ISON está siendo observado por una gran variedad de telescopios en la Tierra y más allá. Si efectivamente se desintegra, sería el caso de desintegración más observado en la historia y probablemente aporte una vasta cantidad de nueva información sobre cómo mueren los cometas. 

2ª Muerte por quemaduras de Sol cerca del Día de Acción de Gracias 

Suponiendo que el cometa ISON sobreviva intacto las próximas semanas, se enfrenta a un reto aún más difícil: trasladarse alrededor del Sol. En su máximo acercamiento al Sol, la temperatura de equilibrio del cometa se acercará a los 5000 °F, lo que es suficientemente caliente como para causar que la mayor parte del polvo y de la roca que hay en la superficie de ISON se vaporicen. 

Aunque pueda parecer increíble que algo sobreviva a este infierno, la velocidad a la que el cometa ISON probablemente pierda masa es relativamente pequeña en comparación con el tamaño real del núcleo del cometa. Para sobrevivir, ISON tiene que tener un ancho de 200 metros; las estimaciones actuales señalan que su medida está en un rango de 500 metros a 2 kilómetros. El hecho de que el cometa se está moviendo muy rápidamente ayuda, ya que no estará expuesto a temperaturas tan extremas durante mucho tiempo. 

Lamentablemente para el cometa ISON, se enfrenta a un doble riesgo con su proximidad al Sol: incluso si sobrevive a la rápida vaporización de su exterior, se acerca tanto al Sol que la gravedad del mismo podría hacerlo pedazos. 

Sin embargo, los cometas destruidos pueden ser también espectaculares. Otro cometa rasante del Sol, llamado Lovejoy, por ejemplo, pasó a 100.000 millas de la superficie del Sol en diciembre de 2011. Lovejoy se desintegró, formando así una larga cola de polvo que asombró a los observadores en la Tierra. El cometa rasante del Sol, llamado Lovejoy (C/2011 W3), visto sobre Australia, en diciembre de 2011. Crédito de la imagen: Alex Cherney, TWAN. 

3ª Supervivencia 

El último caso es el más sencillo: el cometa ISON sobrevive a su paso rasante por el Sol y emerge con material nuclear suficiente para continuar como un cometa activo. Si el cometa ISON sobrevive intacto, lo más probable es que pierda suficiente polvo cerca del Sol como para producir una cola bonita. En el mejor de los casos realistas, la cola se extendería por decenas de grados e iluminaría el cielo de las primeras horas de la mañana como lo hizo el cometa McNaught (C/2006 P1), en el año 2007. 

El mejor de los casos posibles sería que el cometa ISON se divida un poco; por ejemplo, en algunas piezas de gran tamaño. Esto arrojaría suficiente material extra como para que el cometa se vea muy brillante desde la Tierra y, al mismo tiempo, brindaría a los astrónomos piezas de un cometa para estudiar durante los próximos meses. 

“Claramente espero con ansías que se produzca el escenario 3”, dice Knight. “Pase lo que pase, vamos a estar contentos”, pronostica. 

“Mediante el uso del mayor despliegue de telescopios de la historia, los astrónomos tienen la oportunidad de estudiar un cometa único, que ha emprendido un viaje de 4500 millones de años de congelación profunda hacia un paso rasante por el horno solar”. 

“Estén atentos”, dice, “porque este viaje recién comienza”.


diumenge, 10 de novembre de 2013

Efemérides y festividades asociadas a la astronomía

El cometa ISON ya es visible con un buen par de prismáticos


Fuente: ABC.es Ciencia.

La roca se mantiene intacta y muy brillante en su aproximación al Sol. 

El cometa Ison, visto por un telescopio del Marshall Space Flight Center.

El cometa ISON, que se encuentra a 156 millones de kilómetros de la Tierra, ya puede ser observado con un buen par de prismáticos, apuntando a la constelación de Virgo. Las últimas imágenes proporcionadas por la NASA -como la magnífica fotografía sobre estas líneas, del Centro Marshal de Vuelos Espaciales-, observatorios astronómicos y aficionados demuestran que la roca se conserva en plena forma, con su núcleo helado intacto. Los científicos siguen este cometa con tanta atención porque, si logra superar su máximo acercamiento al Sol dentro de veinte días, en diciembre puede convertirse en uno de los más espectaculares de la Historia, tan brillante como la Luna llena e incluso visible en pleno día. 

Ison procede de la Nube de Oort, un conjunto de rocas congeladas situado a miles de millones de kilómetros del Sol. El 28 de noviembre se acercará peligrosamente al Astro rey , a 1.100 millones de km, cuando corre el riesgo de desintegrarse o fragmentarse por el calor. Si el cometa sobrevive, se aproximará a la Tierra el 26 de diciembre, a una distancia de 64 millones de kilómetros, sin ningún peligro para nuestro planeta. Muy al contrario, si nos visita todo el mundo mirará al cielo con admiración. ISON podría convertirse en uno delos grandes cometas, por su brillo sin igual.