dimarts, 21 de gener de 2014

A la caza del escurridizo Mercurio




SÓLO TENEMOS HASTA EL 31 DE ENERO.

Mientras nuestro planeta va a 107.280 Km/h alrededor del Sol, el pequeño Mercurio (Visible al final de la tarde después del día 15) va a una velocidad orbital de 172.440 Km/h, siguiendo, a pies juntillas, la segunda Ley de Kepler. 

Este planeta interior y el más próximo a nuestra estrella vuelve al cielo de la tarde sobre el horizonte Oeste-Sudoeste, 45 minutos después de la Puesta de Sol. Su brillo (-1,2) le hará fácilmente localizable. Alcanzará su mayor altura sobre el horizonte oeste el día 31 de enero (18,3º). Y en esa fecha se pone hora y media después que nuestra estrella. Su magnitud disminuye de -1,2 a -0,7. 

No podéis perderos la visión del escurridizo Mercurio en estos días, ya que es la mejor ocasión para poder observarlo a simple vista o con prismáticos. 

El polaco Nicolás Copérnico, padre de la astronomía planetaria y fundador de la actual concepción del Sistema Solar, nunca pudo observarlo a causa de las nieblas del Vístula.


dimarts, 7 de gener de 2014

El Sextante




Vamos a ir poniendo documentación sobre sextantes por si se tercia hacer alguna práctica relacionada con ellos como medir el recorrido aparente de la Luna sobre el fondo de las estrellas fijas.


Ya os iremos comentando. De momento estamos más o menos así:






dilluns, 6 de gener de 2014

No es humo todo lo que reluce




Este perfil montañoso, excepcionalmente simétrico, es el Monte Fuji, de 3.776 metros de altura y el pico más alto de la isla Honshu y de todo Japón. Sobre este símbolo del Japón podemos ver el Camino de Leche, según la mitología griega, o el Río de Plata Celestial, según las alegorías chinas y japonesas. 

Somos unos afortunados en poder ver nuestra galaxia La Vía Láctea desde nuestro planeta, ya que por el momento no nos es posible verla desde el exterior. Sabemos que es espiral, que tiene 100.000 años-luz de diámetro, que dispone de más de 200.000 millones de estrellas, millones de planetas, algunos como el nuestro, vida primitiva en algunos mundos, y más evolucionada que la nuestra en otros, así como un agujero negro en su parte central. 

Nos gusta ver nuestra galaxia, aunque sea de canto, sobre el volcán Fuji y también en los cielos de Lleida, aunque cada vez es más difícil poderla ver en toda su grandeza, por eso que llaman contaminación lumínica, y no nos estamos refiriendo a la Luna llena.


Damos las gracias a Ana María Mateos por compartir esta maravillosa imagen.